sábado, 29 de junio de 2013

"La invención del amor", de José Ovejero.

Estamos ante la obra ganadora del Premio Alfaguara de Novela 2013. Se trata de una novela que no desagrada al lector, que se lee bien, pero no terminó de llenar mis expectativas. Quizá le falta más agilidad narrativa, no detenerse tanto en las reflexiones y pensamientos del protagonista.
La novela está escrita en primera persona y se construye en base a la gran imaginación de Samuel, que se inventa una relación amorosa anterior con la difunta Clara.
Sinopsis: Samuel es un cuarentón soltero, que va de juerga en juerga con sus amigos, y que trabaja en una empresa propia de materiales de construcción.  Desde su terraza, Samuel observa el trajín cotidiano como quien está de vuelta sin haber llegado a nada. Él es una persona que no se compromete con nada ni con nadie. Una madrugada, alguien le anuncia por teléfono que Clara ha muerto en un accidente. Aunque Samuel no conoce a ninguna Clara, decide asistir a su funeral, empujado por una mezcla de curiosidad y aburrimiento. Fascinado por la posibilidad de suplantar a la persona con la que lo confunden Samuel se inventa una relación con Clara para Carina, la hermana de ésta, y entra en un juego del que va perdiendo poco a poco el control; al poco tiempo no tiene nada claro si el amor que está inventando lo va a salvar o a acabar de hundirlo. Al final, Samuel se enamora de Carina y cuando va a contarle la verdad (que no conocía de nada a su hermana) finaliza el libro. Novela aceptable sin más.