viernes, 31 de mayo de 2013

"Los vigilantes del faro", de Camilla Läckberg.

En mis lecturas diarias le ha tocado ahora el turno a la novela negra venida desde Suecia, cuna de grandes escritores de este género. La escritora Camilla Läckberg aborda un nuevo caso de asesinato en la ciudad de Fjällbacka (Suecia), que deberá investigar una vez más el detective Patrik Hedström y su esposa Erica Falck . Una historia de antiguas leyendas y tragedias familiares entre la década de 1870 y la época actual.
La novela no está nada mal, ya que mantiene la intriga, el suspense y el desenlace final hasta las últimas páginas. Sin embargo, para mí tiene dos puntos negativos: que constantemente cambia de personajes y narración (es un ir y venir constante), y a veces te pierdes un poco en la historia; y en segundo lugar, que mezcla el tema de los fantasmas con la realidad, y pierde un poco de credibilidad la historia. Soy muy escéptico con todo lo que tenga que ver con lo sobrenatural y los fantasmas.
Sinopsis: Desde que Patrik se ha reincorporado al trabajo, Erica se dedica de lleno a sus gemelos, que nacieron prematuros. Apenas tiene tiempo para ir a visitar a Annie Wester, una compañera de instituto que acaba de regresar a Fjällbacka después de muchos años. Junto con su hijo Sam, Annie se ha instalado en el faro abandonado de la isla de Gråskär, propiedad de su familia. A pesar de los rumores que circulan por el pueblo sobre la leyenda de la «isla de los espíritus», en la que los muertos vagan libremente, no parecen importarle las voces extrañas que oye por la noche.
 Además, su antiguo novio Matte Sverin, quien también ha pasado unos años en Estocolmo y acaba de empezar a trabajar en el Ayuntamiento de Fjällbacka, aparece asesinado. Annie es la última persona que lo ve con vida.
Estos sucesos le depararán a Patrik y a su eficaz colaboradora Paula muchos quebraderos de cabeza. Por su parte, Erica, que realiza su propia investigación en paralelo, conseguirá atar algunos cabos sueltos que serán de gran ayuda para la resolución del caso.
Por ultimo, quiero destacar otro punto negativo de la novela. Al final se descubre al asesino principal del caso, o más bien a la asesina, pero lo que el lector no sabe es que le ocurrirá al asesino de otra víctima Madeleine. Es un caso de malos tratos relacionado con el caso principal que la escritora no le da solución. Tenía que haber descrito su detención y puesta a disposición judicial de este otro asesino(hay dos culpables), pero la autora lo deja en el aire y no se sabe lo que ocurrirá.